Recuerda que...

Para labios atractivos,
Hablar palabras de bondad.
Para ojos adorables,
Buscar el bien en las personas.
Para una figura delgada,
Comparte tu pan con el hambriento.
Para un cabello hermoso,
Que un niño pase sus dedos a través de ellos una vez al día.
Para mantener la elegancia,
Camina con el conocimiento de que nunca caminarás solo.
La gente, incluso más que las cosas,
Tienen que ser restauradas, renovadas, revitalizadas, reclamadas,
Y redimido, nunca tirar a nadie.
Recuerde, si alguna vez necesita una mano amiga,
Usted se encontrara una al final de cada uno de sus brazos.
A medida que pasen los años, usted descubrirá que usted tiene dos manos;
Una para ayudarse a si mismo, y la otra para ayudar a los demás.
"


~Audrey Hepburn

1 comentario:

  1. Este poema no es de Audrey Hepburn, a ella solo le gustaba mucho. El autor es Sam Levenson :)

    ResponderEliminar