Historias y Relatos de Motivación. Lo bueno y lo malo

Había una vez un granjero a quien se le había escapado el caballo y su vecino le dijo “Siento mucho que le haya sucedido algo tan terrible”. El granjero le respondió: “No se sienta mal porque quien sabe lo que es bueno ó malo”.

Bueno, al día siguiente el caballo que se había escapado volvió con una tropilla de caballos salvajes con los que se había amigado. El vecino le dijo:

“Lo felicito, ¡que buena suerte! El granjero replicó: “No me felicite porque quien sabe lo que es bueno ó malo”. Al día siguiente el hijo del granjero trató de montar uno de los caballos salvajes y se rompió una pierna. Nuevamente vino el vecino y le dijo al granjero “Lamento tanto que le haya ocurrido una cosa tan terrible”. El granjero replicó: “No se lamente porque quien sabe lo que es bueno ó malo”. Al día siguiente llegaron soldados a la granja a reclutar gente a la fuerza para llevarlos al ejército pero el hijo del granjero fue exceptuado porque tenía la pierna rota.

No hay comentarios:

Publicar un comentario